Cada que tomamos nuestro vehículo y nos dirigimos a manejar en carretera, ya sea para un viaje de descanso o de trabajo, siempre es importante tener consideraciones antes de salir. En estos casos más vale ser prevenido, pues quedarse varado en medio de la nada puede ser un problema grave. Aquí te damos una lista de recomendaciones que hacemos para que evites algún problema.

Cuidados del auto

  • Revisar las llantas. Esto lo tenemos que estar haciendo constantemente, justo antes de salir a carretera. Ver si la presión se mantiene en el rango debido, pues una pinchadura de llanta puede ser grande y sea fácilmente de identificarla a simple vista, pero también puede ser una pinchadura pequeña y cuando la presión se incrementa en la carretera puede provocar un accidente.
  • Mantenimiento al auto. Siempre es importante que mantengamos un mantenimiento periódico de nuestro vehículo, pues es nuestra herramienta para movernos. Si tienes planeado el viaje, revisa con anticipación para que puedas planear una cita con tu mecánico o en la agencia para darle su servicio.
  • Revisar que lleves refacción y herramienta. Siempre es útil traer la herramienta necesaria para cambiar una llanta o algún arreglo menor a tu vehículo para no quedarte en la carretera.
  • Revisión de los niveles del auto. En las gasolineras te pueden ayudar a revisar los niveles de tu vehículo (aceite, anticongelante, líquido de frenos, presión en llantas, etc.) esto para evitar sorpresas en el camino.
  • Calcular combustible. Toma el tiempo necesario para hacer un aproximado del consumo de combustible y cargar lo suficiente para llegar al destino o planear las paradas para recargar combustible. Es peligroso llegar al destino casi sin combustible porque puedes dañar tu vehículo.

 

Recuerda que en la carretera no vas sólo, así que tienes que estar concentrado en todo momento.

Recomendaciones personales

  • Planear ruta. Pregunta si es necesario o utiliza alguna de las aplicaciones que te ayuden a trazar una ruta para hacer más eficiente tu viaje.
  • Descansar antes de manejar. Un punto muy importante, no manejar cansado. El manejar fresco te permite tener tus cinco sentidos despiertos y los reflejos no te fallaran para cualquier eventualidad en el camino. Recuerda que en la carretera no vas sólo, así que tienes que estar concentrado en todo momento.
  • Provisiones para evitar sueño. Manejar con sueño es peligroso para ti, las personas que viajan contigo y los demás vehículos que están a tu alrededor. Compra café o dulces para evitar el sueño, cualquier cosa que te ayude a prevenir que sientas sueño en algún momento del camino.
  • Hacer presupuesto. Calcula el costo de la gasolina y de las casetas en su caso para evitar que llegues justo a tu destino, pues una eventualidad puede suceder en el camino y si no tienes el dinero suficiente puedes tener problemas.

Si bien es cierto que los vehículos actuales cuentan con mayores medidas de seguridad, pero no es razón para bajar la guardia al momento de manejar. Respeta los límites de velocidad, mientras más velocidad los riesgos se incrementan exponencialmente. Disfruta de tu viaje y de la compañía en el auto.

¿Piensas cambiar tu vehículo?