La importancia de la presión de las llantas

Anteriormente hemos platicado sobre el tema de las llantas, pero no tan afondo como ahora. ¿Qué puede pasar si mis llantas no están en la presión adecuada? Gastas más combustible, frenas más lento, aceleras con mayor dificultad y reduces la vida de las llantas considerablemente, son algunas de las cosas que pueden pasar sino revisas periódicamente la presión de tus llantas.

Las llantas son los “zapatos” de nuestro vehículo, si nosotros tenemos un par de zapatos que nos lastiman nos cansamos más rápido e inmediatamente buscamos arreglarlos o cambiarlos, bueno pues con las llantas es lo mismo para nuestro vehículo. Ojalá en pocos años los sensores de los autos nos mande una señal que diga “me lastiman las llantas” o algo parecido para tomar acción. Como no es así todavía, necesitamos estar al pendiente de la condición de la ruedas, revisándolas una vez por semana cuando menos. Revisar si no se tienen pinchaduras o si la presión es la adecuada.

Antes de continuar posiblemente te  preguntes: ¿Y qué presión deben tener? Bueno esta información si la tiene tu auto, en una etiqueta que por lo general se encuentra en la parte interna de la puerta del chofer. Cuando abres la puerta podrás encontrar la etiqueta como la de la imagen en el marco de la puerta o en la puerta pegada al metal. También vas a encontrar la presión ideal en la banda que traen las llantas al comprarlas. Entonces cuando vayas a revisarlas o vayas a una estación de servicio puedes llenarlas a la presión indicada. Los fabricantes de autos han calculado junto con los fabricantes de las llantas para obtener los resultados ideales en el manejo y la seguridad con la presión indicada.

Revisar la llanta en frío, es decir, cuando vas a cargarlas o vas a revisarlas, nunca lo hagas cuando la llanta este caliente. La llanta se calienta conforme más distancia recorras y a una mayor velocidad. Por lo tanto revísalas e inyéctales aire cuando no hayas transitado mucho con tu auto. Una lectura con una llanta ya caminada por varios kilómetros te va a indicar una lectura errónea.

Te podrán resultar sencillos estos consejos, por ser tan sencillos muchas veces no les préstamos atención pero esto nos puede extender la vida de nuestras llantas en un 20%.

¿Qué puede pasar si mis llantas no están bien infladas?

  • Presión Baja
    • Causas daños estructurales en las llantas.
    • Se desgastan hasta un 20% más rápido.
    • Se desgastan de forma irregular en el dibujo de la llanta, acortándole la vida útil.
    • Frenado más lento (necesitas más metros para frenar).
    • Gastas más gasolina o diésel, el motor necesita hacer más esfuerzo para mover al auto pues la tracción se ve disminuida.
  • Presión Alta
    • Mayor inestabilidad en el manejo, el llamado “se siente brincón el carro”, incrementando el riesgo al manejo.
    • Más posibilidades de pinchaduras o de reventarse con algún objeto que encuentres en la carretera o bache.

Por lo tanto las llantas también requieren de nuestra atención, por lo tanto te damos las siguientes recomendaciones:

  • Revísalas periódicamente de la presión.
  • Si sientes que caíste en un bache o golpeaste algún objeto en el camino, revisa si no sufrieron algún daño.
  • No excedas el límite de velocidad para el que están hechas, pues se pueden sobrecalentar y con ello deformarse.
  • Respeta la capacidad de carga para las que fueron diseñadas, mayor carga sobre el límite acortan la vida de la llanta y aumenta el riesgo de un accidente.
  • Haz rotación de llantas cuando veas que existe algún desgaste desigual en las 4 llantas.

Te podrán resultar sencillos estos consejos, por ser tan sencillos muchas veces no les préstamos atención pero esto nos puede extender la vida de nuestras llantas en un 20% lo cual significa un ahorro considerable en nuestro bolsillo. Además del ahorro de combustible que también se presenta al tener nuestras llantas en su optima presión. Sobre todo esto se encuentra tu seguridad y la de tu familia.

¿Piensas cambiar tu vehículo?